Por que es importante educar en habitos

Ensayos sobre la importancia de los hábitos de estudio

Tanto en la escuela pública como en la privada, la mayoría de los estudiantes se encuentran con el mismo plan de estudios básico. Es cierto que el plan de estudios ha cambiado a lo largo de los años, pero los fundamentos siguen siendo válidos. Las matemáticas, la lengua, la historia, la geografía y las ciencias son materias básicas. Algunos estudiantes alcanzarán niveles avanzados en estos temas, pero todos necesitarán desarrollar hábitos de estudio eficaces para lograr lo mejor.

Los buenos hábitos de estudio no sólo ayudan en la escuela, sino también en el ámbito profesional y en la vida en general. Practicar buenos hábitos con regularidad te permite ser más productivo y eficiente. Los estudiantes de éxito tienden a convertirse en profesionales de éxito, y este éxito a menudo se basa en hábitos bien establecidos. Los mejores hábitos de estudio se convierten en buenos hábitos para cualquier momento.

Por desgracia, los estudiantes no suelen aprender técnicas de estudio en la escuela. Salvo raras excepciones, hay pocas clases en las escuelas públicas o privadas centradas en ellas. Se espera que los estudiantes desarrollen estas habilidades por sí mismos. Todos los estudiantes desarrollan hábitos, pero muchos de estos hábitos pueden ser contraproducentes. Por ejemplo, innumerables padres se quejan de que sus alumnos hacen los deberes mientras ven la televisión. Ese es un hábito de estudio, pero no uno bueno.

Importancia de los hábitos de estudio pdf

La historia de la filosofía ofrece varios puntos de vista contrapuestos sobre la naturaleza de la educación, desde el relato de Platón de que el conocimiento es la captación de formas eternas e inmutables, hasta la opinión de William James de que el conocimiento debe marcar alguna diferencia pragmática en el mundo sin ser demasiado abstracto. La antigüedad de una determinada teoría de la educación no influye en su relevancia actual, ya que algunas de las teorías más antiguas de la educación siguen siendo sorprendentemente relevantes y aplicables. La teoría del conocimiento basada en las virtudes de Aristóteles nos viene inmediatamente a la mente.

  Por que es importante la clase de educación plastica

Según Aristóteles, la educación es una cuestión de cultivar rasgos de carácter virtuosos, que él definió además como el cultivo de hábitos de acción adecuados a lo largo del tiempo. Estos rasgos de carácter virtuosos, o hábitos de acción virtuosos, existen como el término medio o la “media de oro” entre vicios opuestos. La valentía, por ejemplo, puede entenderse como el término medio, o la media entre los vicios opuestos de la cobardía y la temeridad.

Aprender a actuar dentro de este término medio virtuoso, digamos que actuar con valentía en contraposición a la cobardía o la temeridad, requiere un entrenamiento y refuerzo continuos sobre los que la psicología moderna tuvo mucho que decir más tarde, en relación con diversas formas de refuerzo y condicionamiento positivo y negativo. Estos rasgos de carácter virtuosos no llegan a los seres humanos de forma natural o completamente formados desde el nacimiento; deben cultivarse y reforzarse continuamente a lo largo del tiempo para que se conviertan en algo habitual y en una segunda naturaleza para cada individuo.

Importancia de la formación de hábitos en un niño

Esta conversación se desarrolló de diversas formas con muchos de mis alumnos durante el día de la conferencia. Al reflexionar sobre estas conversaciones, me pregunté: ¿Saben cómo establecer objetivos? ¿Saben cómo alcanzarlos? ¿Y si quieren cambiar sus objetivos? ¿Son útiles los objetivos?

Según un estudio de 2002, centrarse en un resultado final sin tener en cuenta el esfuerzo necesario para conseguirlo puede llevar a una pérdida de motivación. Pero si guiamos a nuestros alumnos para que se centren en el proceso y no en el resultado, tienen más posibilidades de experimentar pequeñas victorias que les lleven a mejorar.

Para ayudar a mis alumnos a establecer, alcanzar y revisar sus objetivos, recurrí a Atomic Habits, de James Clear. Trabajar en los hábitos se convirtió en el tema de mi clase de técnicas de estudio. El mensaje principal de Clear es el siguiente: Construye pequeños hábitos sostenibles que te acerquen cada vez más a la persona en la que quieres convertirte.

  Por qué es importante la educación física

1. Empezar con afirmaciones del tipo “yo soy”: Empecé la primera clase diciendo a los alumnos: “Soy un corredor”. Les pregunté qué afirmación de “yo soy” les gustaría para ellos mismos. Tenemos muchas etiquetas que se aplican a nuestra identidad, como “soy un estudiante”, “soy una hija”, etc. Desafié a mis alumnos a reflexionar más profundamente sobre una parte de su identidad que quisieran que floreciera o creciera. Algunas ideas fueron: “Soy un lector”, “Soy un jugador de fútbol” y “Soy un estudiante organizado”. Mientras escribían su declaración de “Yo soy”, les ofrecía indicaciones para los que tenían problemas.

La importancia de los hábitos

La vida universitaria proporciona a los estudiantes un cierto grado de libertad. Sin embargo, la libertad siempre viene acompañada de restricciones y responsabilidad; de lo contrario, se convierte en un caos. Por supuesto, en la juventud se busca un cierto grado de libertad y es bastante natural. A ningún adolescente le preocupan demasiado los años venideros. Por eso, cuando los jóvenes universitarios son abandonados a su suerte, tienden a desarrollar hábitos perjudiciales. Quedarse despierto toda la noche y cenar chocolate puede parecer divertido, pero ¿por qué no aprovechas tus años de universidad para desarrollar hábitos positivos? ¿Aquellos que harán tu vida más fácil y mejor después de la graduación? Hay algunas cosas útiles que deberías empezar a tomar como hábito mientras estás en la universidad para que te vaya mejor en tu próxima vida profesional y personal. Analicemos algunas de ellas.

Los días de universidad son perfectos para desarrollar buenos hábitos de estudio, porque es lo que haces el 90% de tu tiempo. Tu tarea es aprender a estudiar conscientemente. ¿Qué significa esto? En primer lugar, acostumbrarse a captar algo nuevo todo el tiempo. No te limites a campos de estudio restringidos o te quedarás estancado y dejarás de desarrollar tu pensamiento. ¿Qué tal aprender caracteres chinos para leer Lao-tzu en el original? ¿Qué tal si aprendes los fundamentos de la programación? No tengas miedo de empezar a aprender algo que pueda parecerte una locura. Cambia tu actividad radicalmente: es bueno para tu mente. En segundo lugar, analiza tu proceso de aprendizaje en todo momento. Pregúntate qué es exactamente lo que no entiendes en los materiales de estudio, vuelve a ellos y soluciona tu error de concepto. Sólo podrás avanzar cuando sepas lo que estás haciendo. El procesamiento conciso de la información te ayudará a mantenerte en sintonía, motivado y comprometido con tu educación y tu futura carrera. Este hábito te conducirá seguramente a un mayor éxito.

  Es importante conocer las bases legislativas de la educación para
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad