Cómo fue educado jasón en la tragedia de medea

Cuándo se representó por primera vez Medea

“Medea” de EurípidesRompiendo el mito de los estereotipos de género, Eurípides dio un paso legendario en el mundo del drama con una sola mujer que cambió la gravedad de las emociones. Se presentó al festival de Dioniso, que se celebraba cada año en Atenas en honor del dios Dioniso y en el que tres grandes trágicos competían entre sí con las respectivas tetralogías de sus mejores obras. Los rivales de Eurípides en aquella época eran Sófocles y Esquilo. Una de sus obras, “Medea”, es una tragedia de venganza donde la decadencia de la humanidad se retrata a través de un agente femenino, alejándose de los roles de género convencionalizados de la época. La tragedia griega que persigue la vida de Jasón y la epónima Medea tuvo su representación elemental en el año 431 a.C. De los 92 dramas que compuso Eurípides, sólo sobrevivieron 18, pero fueron suficientes para otorgarle una posición canónica en la historia de la tragedia griega y otorgarle mucho reconocimiento tras su muerte. Por encima de todo, las ideas liberales que propugnó y su impacto han seguido siendo igual de fuertes entonces y hoy.

Jason y los argonautas resumen

El dramaturgo Eurípides nació alrededor del año 485 a.C., unos 20 años después de la instauración de la democracia en Atenas (507 a.C.) y justo a tiempo para el apogeo del teatro griego antiguo. La tragedia griega más antigua que se conserva -Persas, de Esquilo- se escribió en 472, y cuando Eurípides era joven, el concurso anual de teatro que se celebraba junto con el festival de Dioniso era uno de los principales acontecimientos del calendario cultural de Atenas. Eurípides compitió en el certamen en 455 y, aunque ganó tres veces, es un curioso capricho de la historia que el año en que presentó Medea quedara tercero (y último).

  Cómo citar educación inclusiva iguales en la diversidad intef

Para el público de la Grecia antigua, lo más notable de las obras de Eurípides era la calidad coloquial de su escritura. El lenguaje de Esquilo y Sófocles, los otros dos grandes trágicos de la época, era siempre elevado y poético, pero los personajes de Eurípides hablaban como la gente corriente (sin dejar de respetar las convenciones de la escansión y la poesía griegas). Hoy en día, la noción de habla coloquial en boca de personajes mitológicos puede parecer extraña, pero los espectadores griegos creían que estas obras representaban personas y acontecimientos reales. Por ejemplo, se creía que los sucesos de Medea habían tenido lugar entre 600 y 700 años antes de su representación, un pasado lejano, pero realista.

El mito de Medea

Las obras literarias suelen presentar una clara distinción entre las figuras heroicas y las opuestas. Por lo general, los lectores saben desde el principio a qué personaje deben apoyar y se interesan por verle prosperar. La Medea de Eurípides complica esta noción. Medea traicionó a su familia, mató a un rey y a su hija y asesinó a sus propios hijos. Sin embargo, Medea es innegablemente el héroe trágico del drama. A lo largo del drama, a pesar de las malas acciones de Medea, la obra está escrita de manera que suscita temor y compasión por ella. Por cada acto inmoral que Medea comete, se ofrecen justificaciones para sus acciones y los lectores no pueden evitar sentir empatía por Medea, a la vez que un inmenso temor y lástima por las situaciones en las que se encuentra. Al insistir constantemente en las razones por las que Medea comete los actos que comete, el autor consiguió que la confusión de Medea despertara compasión y miedo en los lectores y el público desde el principio del drama hasta el final.

  Qué para qué en educación

Medea zusammenfassung

Medea desempeña el papel arquetípico de doncella ayudante, ayudando a Jasón en su búsqueda del Vellocino de Oro utilizando su magia para salvarle la vida por amor. Una vez finalizada su búsqueda, abandona su hogar natal de Cólquida y huye hacia el oeste con Jasón, donde finalmente se establecen en Corinto y se casan. La tragedia de Eurípides Medea, del siglo V a.C., describe el final de su unión con Jasón cuando, tras diez años de matrimonio, Jasón la abandona para casarse con Creusa, la hija del rey Creonte. Medea y los hijos de Jasón son desterrados de Corinto. En venganza, asesina a Creusa con regalos envenenados. Más tarde, asesina a los hijos de Jasón y huye a Atenas[2], donde se casa con el rey Egeo.

Lo que ocurre después varía según los relatos. Heródoto, en sus Historias, menciona que acabó abandonando Atenas y estableciéndose en la meseta iraní entre los arios, que posteriormente cambiaron su nombre por el de medos[3].

Comprender la genealogía de Medea ayuda a definir su divinidad. Algunos relatos, como la Argonáutica, la describen como una joven mortal influida directamente por las diosas griegas Hera y Afrodita[7], y aunque posee habilidades mágicas, no deja de ser una mortal con ascendencia divina. Otros relatos, como la obra Medea de Eurípides, se centran en su mortalidad. La Teogonía de Hesíodo sitúa su matrimonio con Jasón en la lista de matrimonios entre mortales y divinos, lo que sugiere que es predominantemente divina[8] También tiene conexiones con Hécate[9], la diosa de la magia, que podría ser una de las principales fuentes de las que extrae sus lazos mágicos.

  Para qué vale la filosófica en educación
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad