De la educación tradicional a la del siglo xxi

Alfabetización tradicional frente a alfabetización del siglo XXI ppt

Nuestro sistema educativo actual fue diseñado para una sociedad agraria en la que los libros nos permitían almacenar y recuperar información. Antes de los libros, se enseñaba a los jóvenes a través del aprendizaje con maestros obreros o eruditos. Los libros nos permitían formar y enseñar a los niños en aulas y escuelas con bibliotecas de conocimientos y técnicas del mundo. Esto significaba que había que convocar a los alumnos en las aulas.

Con el mundo digital actual, el aula no es tan fundamental como lo era en un sistema de aprendizaje basado en libros. Hoy en día, la información almacenada digitalmente puede recuperarse 24 horas al día, 7 días a la semana. Además, las clases pueden originarse en cualquier parte del mundo. Si, por ejemplo, quiero estudiar chino, puedo recibir clases desde China a través de mi ordenador y practicar mi chino por SKYPE con conversaciones audiovisuales bidireccionales con un hablante nativo.

El aprendizaje a distancia nos permite impartir clases de alta calidad en los lugares más remotos del mundo, como demostró el Programa de Escuelas Estrella. Actualmente, la educación infantil se imparte a través de Barrio Sésamo en 140 países de todo el mundo. Esto no significa que ya no necesitemos edificios escolares ni profesores humanos. Significa que esas aulas se organizarán de forma diferente y que los profesores serán mentores que guiarán a equipos de alumnos mientras resuelven problemas y elaboran proyectos.

Aprendizaje del siglo XXI frente a aprendizaje tradicional

En este artículo científico se analizan problemas relacionados con la garantía de la experiencia tradicional y las innovaciones en el proceso pedagógico ahora escuela del siglo XXI. Basándose en investigaciones teóricas y empíricas, se presta atención a cómo debe ser el proceso de aprendizaje y educación para que el alumno pueda adquirir no sólo conocimientos, sino también otras habilidades, ya que una sociedad sostenible necesita personas que no sólo sean sabias, sino también responsables de sí mismas, de su familia, de la sociedad, del Estado y del medio ambiente, capaces de pensar de forma crítica, de tomar decisiones de forma independiente y de trabajar en equipo. Teniendo en cuenta el compromiso, debemos estar preparados para vivir en el presente y ver las necesidades del futuro en una sociedad sostenible.

  Es de mala educación sonarse la nariz en público

Aunque vivimos en una época de cambios dinámicos y la escuela también está sujeta a cambios, ello no exime de la necesidad de una evaluación crítica de la experiencia del año anterior y ev en siglo. Independientemente de la situación económica o social, no se pueden ignorar las regularidades generales del proceso pedagógico, el hecho de que la escuela no es sólo una institución educativa. Es también un lugar de crianza y autoeducación.

Aula tradicional frente a aula del siglo XXI

En los últimos cinco años, el interés por las competencias del siglo XXI ha pasado de la cuestión de por qué debemos enseñarlas a la de cómo podemos hacerlo. Muchas escuelas o sistemas están adoptando una agenda para la enseñanza de las competencias del siglo XXI, pero encuentran dificultades a la hora de identificar los recursos para hacerlo. Con diferentes perspectivas y pocas pruebas concretas, es comprensible que los educadores no sepan cómo adoptar un nuevo paradigma de aprendizaje y enseñanza. Desgraciadamente, nos encontramos en el dilema del huevo y la gallina. Es posible que los centros escolares no estén en condiciones de arriesgarse a adoptar un enfoque en lugar de otro sin pruebas de su eficacia, y los investigadores no pueden aportar pruebas de la eficacia de los enfoques hasta que los centros opten por participar en ensayos. Muchos profesores reconocen el valor de enseñar las competencias del siglo XXI y se muestran abiertos y entusiastas, pero se han dado cuenta de que no se les ha preparado adecuadamente para hacerlo. Al igual que los profesores reciben formación para enseñar contenidos, también necesitan formación y apoyo para enseñar competencias.

  Es una base de datos especializada en educación

Similitudes entre la educación tradicional y la del siglo XXI

No estoy seguro de si ya lo habéis visto o no, pero no quiero que nadie se lo pierda. Este maravilloso gráfico creado por la Dra. Jackie Gerstein esboza algunas de las principales diferencias entre lo que solía ser la educación y cómo es ahora. Estas diferencias se aprecian claramente en 4 áreas clave: el papel del profesor y del alumno, el plan de estudios, la evaluación y la pedagogía.

Los profesores ya no son el “sabio en el escenario” y la única fuente de conocimiento del contenido de la clase. Más bien dirigen desde atrás. Son meros entrenadores y mentores que guían a sus alumnos en un viaje de aprendizaje y descubrimiento.

También los alumnos han asumido un papel más abierto y abarcador en la educación actual. Ya no son los aprendices pasivos cuyo papel se limita a consumir lo que otros han producido. Los estudiantes de hoy participan activamente en la producción y el intercambio de conocimientos.

  Qué es educación inclusiva

La pedagogía es el espejo en el que se reflejan estos cambios. La enseñanza se centra menos en el profesor y más en el alumno. Los errores y las equivocaciones se celebran y se consideran signos saludables de aprendizaje, y el mal comportamiento se ve como “una oportunidad para crecer y a menudo se resuelve mediante esfuerzos de grupo”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad