Por que educar en la libertad de expresión

Libertad de expresión en las escuelas: pros y contras

Este informe, de la serie To The Point, ofrece a los dirigentes universitarios ideas y consideraciones sobre la tensión entre la inclusión en el campus y la libertad de expresión, en este caso centrada en la reacción institucional a los incidentes de odio en el campus.

Este informe, de la serie To The Point, ofrece a los responsables de las universidades ideas y consideraciones sobre la tensión entre la inclusión en el campus y la libertad de expresión, en este caso centrada en la reacción institucional a un controvertido orador en el campus.

Esta infografía comparte los datos de una encuesta realizada a casi 500 rectores de colegios y universidades para conocer mejor sus puntos de vista y experiencias sobre las tensiones entre la inclusión en el campus y la libertad de expresión.

Únase a un Círculo de Aprendizaje para la Prevención del Acoso y la Violencia de Género, a partir de noviembre. Forme parte de un grupo que se esfuerza por utilizar prácticas y políticas basadas en datos para prevenir el acoso en el campus antes de que se produzca.

Escuche las ideas del reciente informe sobre la responsabilidad en el liderazgo de la equidad compartida (SEL). Aprenda a repensar la responsabilidad con las partes interesadas, revise los desafíos que determinan la responsabilidad de SEL y descubra estrategias para medir el progreso.

  Qué límites se pueden poner al deseo de educar

La importancia de la libertad en la educación

A veces, la libertad de expresión puede significar tener discusiones difíciles, o exponer pensamientos y debatir ideas que son controvertidas, que desafían la corriente principal y que incluso pueden ser ofensivas para algunos.

En virtud de la Ley de Igualdad, las universidades tienen la responsabilidad de proteger a los estudiantes del acoso y la discriminación ilegal, y este proyecto de ley no anula esa responsabilidad, sino que permite la libre expresión de opiniones legítimas.

Recientemente, se ha informado de una creciente censura en los campus de todo el país. Bajo una creciente “cultura de la cancelación”, algunos estudiantes y profesores se han sentido incapaces, e incluso inseguros, de hablar o discutir lo que piensan.

Hay casos de estudiantes que han sido expulsados injustamente de sus cursos por expresar determinadas opiniones; de académicos que han perdido sus puestos de trabajo y han sido amenazados por el material de sus cursos, incluyendo un incidente en el que una académica fue amenazada y llamada “nazi” que “debería ser violada” por discutir cómo los cambios propuestos en la Ley de Reconocimiento de Género podrían afectar a los derechos de las mujeres.

  De que hablamos cuando hablamos de democracia educar

Libertad de expresión en la enseñanza superior

A principios de esta semana, el Papa anunció que el cardenal católico inglés del siglo XIX John Henry Newman sería declarado santo. Sin embargo, el cardenal Newman no fue tan venerado en vida.

De hecho, tras muchas críticas a sus escritos y enseñanzas teológicas, tuvo que renunciar a su puesto en la Universidad de Oxford en 1845. ¿Por qué? Había decidido hacerse católico, y quizá le sorprenda saber que ningún católico, de hecho nadie de otra confesión que no fuera la Iglesia de Inglaterra, pudo estudiar o enseñar en las universidades inglesas hasta 1871.

Sin embargo, sorprendentemente, Newman no dejó que su experiencia en Oxford lo amargara. Pasó el resto de su vida luchando contra los prejuicios anticatólicos de la sociedad británica, ejerciendo de pastor en Birmingham y otros lugares, y ayudando a fundar escuelas y una universidad en Irlanda, que acabó convirtiéndose en el University College de Dublín.

Su libro The Idea of the University (La idea de la universidad) es un sólido argumento de que las instituciones de enseñanza superior deben ser lugares comprometidos con las opiniones divergentes y la libre investigación, porque estaba convencido de que “la religión y el conocimiento no se oponen entre sí… están indivisiblemente conectados”.

  Cómo educar al hermano inútil pequeño de la familia manual

La escuela viola los derechos de la primera enmienda de los estudiantes

T

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad