Qué es el constructivismo en la educación

Teorías del aprendizaje

La última palabra de moda en los círculos educativos es “constructivismo”, aplicado tanto a la teoría del aprendizaje como a la epistemología: tanto a cómo aprenden las personas como a la naturaleza del conocimiento.1,2 No necesitamos sucumbir a cada nueva moda, pero sí pensar en nuestro trabajo en relación con las teorías del aprendizaje y el conocimiento. Así pues, debemos preguntarnos: ¿qué es el constructivismo, qué tiene que decirnos que sea nuevo y relevante, y cómo podemos aplicarlo a nuestro trabajo? En mi opinión, no hay nada radicalmente nuevo en el constructivismo: las ideas centrales que expresa han sido enunciadas claramente por John Dewey, entre otros, pero hay una nueva aceptación generalizada de este viejo conjunto de ideas y nuevas investigaciones en psicología cognitiva que lo apoyan. Me gustaría hacer una breve exposición de las ideas centrales del constructivismo y ampliamente aceptadas hoy en día por educadores, desarrolladores de planes de estudios y psicólogos cognitivos, y luego sugerir lo que significan para los educadores de museos.

¿Qué se entiende por constructivismo? El término se refiere a la idea de que los alumnos construyen el conocimiento por sí mismos -cada alumno construye individual (y socialmente) el significado- a medida que aprende.  3 Construir significados es aprender; no hay otro tipo de aprendizaje. Este punto de vista tiene dos consecuencias dramáticas;

El constructivismo de Bruner

Entre las cinco principales teorías del aprendizaje en educación, el constructivismo se centra principalmente en la forma en que el aprendizaje se basa en el conocimiento existente. Mientras que los conductistas piensan en el aprendizaje como un proceso pasivo en respuesta a estímulos externos, los psicólogos constructivistas piensan en el aprendizaje como un proceso activo que ocurre internamente.

  Cuándo saldrá la cuarta temporada de sex education

La teoría constructivista del aprendizaje no es sólo un interesante tema de interés psicológico. Puede ayudar a los alumnos y a sus profesores a comprender mejor cómo pueden aprender nuevas habilidades e información.

Los constructivistas creen que el aprendizaje no se produce en el vacío. En su lugar, la teoría sugiere que las personas relacionan interna e inconscientemente la información nueva con la ya existente. De este modo, los alumnos “construyen” activamente sus conocimientos: Organizan la información en una base de conocimientos única e individualizada.

Dos alumnos pueden absorber la misma información de forma diferente y según la experiencia de cada uno. Por supuesto, los alumnos pueden recordar la información de forma idéntica, por ejemplo, como respuesta a una pregunta de un examen.  Sin embargo, la forma en que recuerden esa información será el resultado individualizado de sus experiencias únicas.

Teoría constructivista

El constructivismo es una teoría de la educación que postula que los individuos o alumnos no adquieren el conocimiento y la comprensión percibiéndolos pasivamente dentro de un proceso directo de transmisión del conocimiento, sino que construyen nuevas comprensiones y conocimientos a través de la experiencia y el discurso social, integrando la nueva información con lo que ya saben (conocimientos previos)[3]. En el caso de los niños, esto incluye los conocimientos adquiridos antes de entrar en la escuela[3]. Se asocia con diversas posturas filosóficas, especialmente en epistemología, así como en ontología, política y ética[4]. El origen de la teoría también está vinculado a la teoría del desarrollo cognitivo del psicólogo suizo Jean Piaget.

El constructivismo en la educación tiene sus raíces en la epistemología, que en filosofía es una teoría del conocimiento que se ocupa de las categorías lógicas del conocimiento y de su base justificativa[5]. La epistemología también se centra tanto en la garantía del conocimiento subjetivo de un único conocedor como en el conocimiento convencional. En el constructivismo, por tanto, se reconoce que el alumno tiene conocimientos y experiencias previos, que suelen estar determinados por su entorno social y cultural. El aprendizaje se realiza, por tanto, mediante la “construcción” del conocimiento por parte de los alumnos a partir de sus experiencias. Aunque la escuela conductista del aprendizaje puede ayudar a comprender lo que hacen los alumnos, los educadores también necesitan saber lo que piensan los alumnos y cómo enriquecer lo que piensan[6]. Hay estudiosos que afirman que la visión constructivista surgió como reacción al llamado “modelo de transmisión de la educación”, incluida la filosofía realista en la que se basa[3].

  De la educación especial a la educación en la diversidad

Constructivismo social

El constructivismo como paradigma o visión del mundo postula que el aprendizaje es un proceso activo y constructivo. El alumno es un constructor de información. Las personas construyen o crean activamente sus propias representaciones subjetivas de la realidad objetiva. La nueva información está vinculada a conocimientos previos, por lo que las representaciones mentales son subjetivas.

Como reacción a enfoques didácticos como el conductismo y la instrucción programada, el constructivismo afirma que el aprendizaje es un proceso activo y contextualizado de construcción del conocimiento, más que de adquisición del mismo. El conocimiento se construye a partir de experiencias personales e hipótesis del entorno. Los alumnos ponen a prueba continuamente estas hipótesis mediante la negociación social. Cada persona tiene una interpretación y una construcción diferentes del proceso de conocimiento. El alumno no es una pizarra en blanco (tabula rasa), sino que aporta experiencias pasadas y factores culturales a una situación[3][4].

  Qué es inclinacion lateral en educación fisica

NOTA: Un malentendido común en relación con el constructivismo es que los instructores nunca deben decir nada directamente a los alumnos, sino que, por el contrario, siempre deben permitirles que construyan el conocimiento por sí mismos. En realidad, esto es confundir una teoría de la pedagogía (enseñanza) con una teoría del conocimiento. El constructivismo parte de la base de que todo conocimiento se construye a partir de los conocimientos previos del alumno, independientemente de cómo se le enseñe. Por lo tanto, incluso escuchar una conferencia implica intentos activos de construir nuevos conocimientos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad